A la vida se viene a ser feliz, y aunque a veces el día a día nos engulla, la rutina nos atrape y el estrés se convierte en nuestro fiel compañero, tenemos que intentar exprimir lo bueno de vivir y dejar atrás lo malo.



En ocasiones, nos cuesta mucho encontrar esos momentos que nos hacen reír y que nos hacen sentirnos realizados, pero es necesario, más que nunca, ser conscientes de lo importante que son esos momentos y de que sin ellos esta vida no tendría sentido.
El estilo de vida camper se basa realmente en eso, en disfrutar del camino, en dejar atrás lo innecesario, en olvidar las presiones del trabajo, los horarios y las caras grises. Vivir una experiencia camper te cambia la vida y te enseña que muchas veces no valoramos lo suficiente nuestra propia felicidad y que la naturaleza es un bien común que debemos proteger y vivir.

En esa rueda de rutina, estrés y trabajo estaba inmerso Daniel, hasta que decidió que algo debía cambiar en su vida. 
Se compró una gran volumen, una Citroën Jumper L2H2 espaciosa y se propuso convertirla en ese rinconcito que le ayudaría a evadirse de las largas jornadas laborales. 
Nuestro equipo diseñó una furgo que le permitiera escaparse de todo, teniendo todas las comodidades para no tener que acordarse ni un minuto de la vida en la ciudad. Instalamos agua, calefacción y personalizamos el interior para que pudiera aprovechar cada rincón de la furgo. 
Si piensas en camper, piensas en disfrutar de la vida.

Accesorios

  • Sistema eléctrico 12v AGM 115Ah
  • Placa solar 150w
  • Nevera 85l compresor
  • Asientos giratorios
  • 4 plazas de viaje
  • 80l aguas limpias
  • 60l aguas grises
  • Sistema de agua presurizado
  • Ventanas con mosquitera y oscurecedor
  • Claraboya 50x70 en comedor
  • Calefacción estacionaria