Imagina una montaña nevada, el silencio roto por el canto de los pájaros, la inmensidad de la naturaleza, y tu allí, con tus amigos y tu camper, respirando el aire puro y sintiendo esa indescriptible sensación que te llena de vida.

Así se sentían Mario y Víctor cada vez que cogían sus campers y acampaban en los sitios más increíbles.
Amantes del deporte de invierno, snowboardistas de corazón, apasionados de la bici de montaña y de los deportes acuáticos, no entendían la vida de otra forma que no estuviera relacionada con el mundo Camper,por eso, decidieron empezar la aventura de Cultura Camper, poniendo todo su conocimiento y experiencia en el diseño y la creación de furgonetas únicas.
 
Aunque este viaje empezó hace solo unos pocos años, la semilla camper estaba dentro de ellos desde siempre. Antes de que Cultura Camper tomara forma, Víctor, ya restauraba coches antiguos de los años 60 en adelante,especializándose en furgoneta clásicas, mientras que, Mario, desarrollaba su faceta artística, creando vehículos clásicos de principios de siglo XX a partir de planos, desde cero, especializándose en la marca Hispano Suiza. 


La sinergia entre Víctor y Mario y la pasión que compartían se tradujo en una idea de éxito que crece día tras día. 
 
El amor al estilo Camper se refleja hoy en día en sus diseños y en el cariño que ponen a cada una de las camperizaciones que llevan a cabo. Éstos dos camperos saben lo importante que es para cada cliente su casa, y por eso, con pasión y entrega convierten sus ideas, en campers únicas con el toque de Cultura Camper.

El objetivo de Cultura Camper es tratar a cada cliente como protagonistas de una película que está aún por escribir. Con un trato personal y especializado, construyendo junto a ellos, la furgoneta que imaginan. 

Para Cultura Camper solo existe una premisa:

“Viaja con tu camper y duerme siempre en casa.”. 

Nuestros colaboradores