Son diversas las maneras en las que podemos abastecer nuestras furgonetas de energía. Es muy habitual el uso del gas butano o propano para cocina, ducha y calefacción, pero dependiendo el tipo de viajes que queramos hacer, podemos encontrarnos con algún que otro problema.

  • Las botellas de butano fuera de España, son diferentes.
  • El almacenaje de las bombonas no es demasiado grande.
  • El precio de las bombonas, suele ser alto.

Existe una alternativa que pueda hacer que nuestros viajes sean más cómodos y despreocupados. El gas licuado de petróleo, conocido como GLP, se está imponiendo como combustible alternativo más utilizado en todo el mundo.

El GLP es una mezcla de diferentes gases licuados que podemos encontrar en el gas natural o en el petróleo. 
Este tipo de gas, utiliza bombonas estándares que podemos encontrar en toda Europa. Tiene una serie de ventajas que conviene destacar:

  • No es necesario cambiar la botella, ya que permiten ser recargadas en gasolineras.
  • Cada botella puede almacenar hasta 23 kg de GLP. Una gran cantidad de gas que permitirá alargar nuestras estancias.
  • Su precio es mucho más barato en relación al butano y el propano.
  • La bombona es muy ligera.

En Cultura Camper sustituimos la instalación de butano por una instalación de GLP. 

Si piensas en viajar al extranjero, recomendamos la instalación de GLP para olvidarte de problemas. Podrás repostar el GLP igual que lo haces con el combustible de tu furgo en los miles de puntos de recarga distribuidos por toda Europa.

Es un sistema generalizado en la mayoría de países de la Unión Europeo. Recordemos, que hay muchos países que están más preparados que el nuestro en relación a la acampada y asistencia de auto caravanas y campers.
La inversión inicial de la instalación de GLP es rápidamente recuperable, debido al bajo precio del GLP comparado con el propano, por ejemplo.



Si quieres saber más, ponte en contacto con nosotros y te explicamos todo sobre este combustible alternativo.