En Cultura Camper somos especialistas en la camperización de furgonetas. De hecho, este es nuestro mundo y, sin duda, lo que más nos apasiona. Es por eso que Cultura Camper no es solo nuestro trabajo, va mucho más allá; es nuestro estilo de vida.

Nuestra historia se remonta a 2017 con la unión de dos amigos amantes del deporte: Mario, que trabajaba de mecánico, y Víctor, planchista. Así creamos Cultura Camper, siendo esta empresa el reflejo de todo aquello que amamos. A base de mucho trabajo y la máxima exigencia hemos ido creando lo que es, a día de hoy, nuestro hogar.

Buscamos siempre la satisfacción del cliente, cubrir todas sus necesidades y transformar sus sueños en casitas con ruedas que les lleven a vivir las mejores experiencias.

Y así, reto tras reto, llegó el mayor desafío: el Salón del Caravaning, la feria de furgonetas y auto caravanas que recoge en sus 36.000 metros cuadrados la mayor exposición del sector. Así pues, presentamos el proyecto mas grande jamás creado por nosotros, nuestra idea de furgoneta perfecta: calidad, diseño y personalidad.

Nos decantamos por camperizar una Citroën Jumper, el mejor modelo para sentirse como en casa y que incorpora todas las comodidades para hacer los mejores viajes. Esta furgoneta es mucho más ágil que una auto caravana y, además, su consumo es más reducido.

En la van montamos muebles redondos elevados y luces indirectas para dotar el espacio de modernidad. Procuramos equipar la furgoneta de la mejor manera para que cubriese todas las necesidades de los cuatro aventureros que podían ir en ella. Además, añadimos luces táctiles y cierres magnéticos entre otras cosas.

Decidimos enfocar esta furgoneta al mundo de los deportes, otra de nuestras pasiones. Es por eso que instalamos un techo elevable que, aparte, es panorámico. Incorporamos también una baca para poner tablas de surf y montamos unas camas altas para permitir el almacenaje deportivo como tablas o cometas de kitesurf.